El presidente de CROEM, José Mª Albarracín, se marcó un objetivo claro cuando asumió la responsabilidad de dirigir la confederación empresarial: hacer que el máximo número de empresas de la Región de Murcia se identificara con CROEM, viera en ella un aliado y, en consecuencia, se afiliara para ella para contribuir a su consolidación económica.

Con este propósito han sido más de 60 las empresas visitadas y otras tantas las que han mostrado su compromiso con la confederación. Grupo de empresas que, por supuesto, se une a las asociaciones sectoriales y a las empresas que ya estaban adheridas a CROEM, responsables últimas del status alcanzado por la organización empresarial desde su fundación.

Esta ronda de contactos ha tenido en los últimos días a tres protagonistas: Central Quesera Montesinos, Grupo Reina y Puertas Padilla. Las empresas, ubicadas en Jumilla, Caravaca y El Albujón (Cartagena) respectivamente, son un referente en sus sectores de actividad y nombres, por tanto, que harán más fuerte el proyecto de CROEM.

Ganar en autosuficiencia, independencia e influencia son claves para que la confederación cumpla con su principal cometido: defender los intereses del empresariado murciano.

Leave a Reply